Manualidades flores de papel pinocho - crepe

anuncios google

Flores de Papel

Las flores de papel son divertidas y fáciles de hacer.

 

  1a2s 3

Equipo necesario para hacer claveles de papel:

Alambre (revestido con plástico verde), disponible en floristerías y buenas casas de bricolaje).

Cintas aislantes.

Papel crepé; el de buena calidad muy elástico.

Tijeras picafestones, si puedes conseguirlas. Son aquellas que hacen formas en zig - zag u ondas cuando cortan.

Elaboración

1. El papel crepé debería doblarse hasta un ancho de 12,5 cm. Cortando con las tijeras picafestones a través de todo el grosor, recorta el borde recto y luego un trozo de 9 cm de largo. No desdobles el papel sino que recorta los lados para hacer varios rectángulos con bordes ondeados.

2. Cuatro capas forman un clavel promedio, dos capas forman uno pequeño y una capa forma un capullo, que debería ser recortado para darle la forma. Sostén las capas a lo ancho y extiéndalas de forma pareja, cuidando de no usar las yemas de los pulgares para no ahondar el centro.

3. Vuelve el papel de modo que el borde más corto quede boca arriba. Pliega en acordeón el largo del trozo estirado; cinco o seis pliegues de 1cm de ancho pueden incluirse en este trozo. Es importante que los bordes cortados miren hacia arriba al principio y al final. Coloca un trozo de alambre en el centro, en la parte frontal del papel plegado con unos 4 cm del alambre sobresaliendo por encima de los pliegues.

4. Dobla el alambre hacia abajo por detrás y refuérzalo para que quede seguro. Abre los pliegues para comprobar que ambos lados están parejos.

5. Ahora separa las capas, comenzando desde la más interna, que debe ser tirada hacia afuera lo más próxima posible al alambre. Continúa de este modo hasta haber tirado de todas las capas.

6. Para hacer el cáliz, coge un trozo de papel de crepé y dóblalo libremente hasta formar una tira estrecha. Envuelva con ella la base de la flor, doblando el papel a medida que es envuelto para darle una forma ligeramente triangular. Si lo desea, use un poco de pegamento para asegurarlo.

7. Coge  la cinta aislante, tira fuerte de ella para extenderla bien, y luego envuelve firmemente el cáliz, sosteniendo el alambre y tirando de él hacia abajo, a medida que lo haces girar. Parece complicado, pero sólo necesitas un poco de práctica. Si no dispones de estas cinta aislante, puedes usar una tira de papel crepé verde de 1 cm de ancho, asegurándola con pegamento en la parte superior e inferior. Si lo deseas, puedes añadirle hojas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Relacionados

buscar