poema a un niño discapacitado psiquico

anuncios google

 poema a un niño discapacitado psiquico



Mírame como persona


Me miras con lástima,
preocupación e indiferencia,
porque soy un niño retrasado.
Pero sólo ves mi aspecto exterior;
si yo pudiera expresarme,
te diría cómo soy por dentro.

Soy muy semejante a ti:
como tú, siento el dolor y el hambre.
no sé pedir cortésmente
un vaso de agua, pero conozco
la sensación abrasadora de la sed.

Soy un niño:
ahora tengo la edad y el aspecto
de una criatura, pero siempre seré
como un niño pequeño.

Me agrada tocar los muñecos de felpa
y el pelaje de los perros.
Me gustan todos los juguetes:
Las cometas, los globos, los coches...
Me encanta dejarme caer rodando por una cuesta
y detenerme, feliz y mareado, en el césped.
Adoro los trineos en la nieve blanda,
y la humedad de la lluvia en la frente.
Si bien es cómodo sentirse mimado,
soy menos dependiente
cuando la gente me trata
como a un niño grande.

No quiero que tengan lástima:
Deseo que me respeten por lo que puedo hacer.
Soy lento, y mucho de lo que a ti
te parece muy fácil
es muy difícil para mí.

Me cuesta trabajo entender
qué quiere decir "mañana";
tardé meses en aprender
a pedalear en el triciclo azul,
pero me sentí muy orgulloso
cuando, por fin, pude hacerlo y avanzar,
fui muy feliz cuando pude abrir el grifo
para beber agua. Y hubiera querido
que el agua siguiera brotando siempre.

Si me dejan aprender a mi propio ritmo,
sin rechazarme,
puedo tener un lugar en el mundo
en que la lentitud es mal vista.

Piensa que soy una persona
que, como tú, siente dolor, amor y alegría.
Y recuerda que soy un niño retrasado
al que hay que alentar y dirigir.

cuando me veas, sonríe, salúdame.
¡Con eso me conformo!

Tucci. Martos (Jaén). SPAIN.
Propuesto por Antonio Martínez Herrera
Condensado de un poema de RITA DRAGINIS

0 comentarios:

Publicar un comentario

Relacionados

buscar